El alcalde, Óscar Puente presentó al pregonero, en una SIM Catedral llena de gente,  como “una persona comprometida desde siempre con esta tierra, a la que conoce y ama profundamente”, con la que mantiene las vinculaciones más importantes que puedan existir para un ser humano, y recordó que no es “de los que guste de ver pasar la vida sin más, sino que pertenece a la estirpe de quienes prefieren aprovechar con intensidad cada minuto”.

   Vicente Garrido comenzó su pregón invitando a los presentes a acompañarle “en un recorrido sobre diversos actos de Semana Santa, en el cual pueda transmitiros mis vivencias sobre lo que veía, sentía, pensaba y sigo pensando".

  Y en ese recorrido, destacó actos y procesiones del Domingo de Ramos, del Martes, del Miércoles y del Jueves Santo y, por supuesto, del Viernes Santo, “un día árido, en el que nos preocupa lógicamente a todos que haga mal tiempo y sobre todo que llueva, como ha pasado algún año, que no solo desluce sino que a veces obliga a suspender la procesión. Pero si lo pensamos, el día de la muerte de Jesucristo tenía que ser un día terriblemente malo”.

  Garrido Capa ha hecho especial mención al lugar del pregón, la SIM Catedral, la que considera “su” catedral, porque allí se casó él, allí se casó su hija y allí bautizó a una de sus nietas.

  Y terminó como en Rioseco, cuando pronunció el pregón de Semana Santa de su ciudad natal, el año 2000: “Que Dios esté con vosotros y vosotros estéis con Dios”.

  Una maravillosa actuación del cuarteto “AD Libitum”, puso el broche final al pregón de la Semana Santa 2016.