La colección de matracas, carracas y tabletas del coleccionista y artesano leonés, residente en Madrid, Francisco Marcos Fernández, nos acerca a conocer un poco más estos particulares instrumentos de percusión que evocan tanto los juegos de la infancia como los solemnes rituales de los Oficios de Tinieblas de la Semana Santa de antaño.

  La mayor parte de estas carracas y matracas han surgido de las hábiles manos de Francisco Marcos, quien comenzó a fabricarlas hace más de diez años, imitando piezas originales que veía y documentaba en museos o exposiciones. Su afición le ha llevado a buscar y coleccionar antigüedades por toda España, siendo los ejemplares más antiguos de su colección unos que datan del S.XVI.

  Carracas y matarcas fueron muy populares en toda España, y su declive comenzó con la reforma litúrgica surgida a partir del Concilio Vaticano II. La matraca consiste en una rueda de tablas fijas en forma de aspa, entre las que cuelgan mazos que al girar la rueda producen un gran estruendo, un ruido seco y desapacible: se utiliza aún en ciertos conventos para convocar a maitines, y en Semana Santa su peculiar castañeteo reemplazaba al tañir de las campanas condenadas al silencio mientras dura la conmemoración de aquellos días de la Pasión de Cristo.

SALA MUNICIPAL DE EXPOSICIONES CASA REVILLA (C/ Torrecilla, 5)

De martes a domingo y festivos de 12 a 14 h. y de 18.30 a 21.30 h. (Lunes cerrado)
  • Fecha de inicio: 12/03/2015
  • Fecha de fin: 05/04/2015